Cómo conseguir una venta exitosa de una vivienda

En este artículo descubriremos los entresijos de cómo conseguir la venta exitosa de una vivienda, nos sumergiremos en los detalles más profundos de la entrevista llevada a cabo con Jordi Mondéjar, responsable comercial de la oficina de Cornellà, una entrevista que realiza un jueves al mes con los temas que más polémica despiertan en el sector inmobiliario. A través de esta conversación, exploraremos los temas candentes y las estrategias esenciales que marcan la pauta en el cambiante mundo del sector inmobiliario. ¡Quédate en este artículo y descubramos las claves para la venta exitosa de una vivienda!

Venta exitosa de una vivienda

La importancia de fijar un precio realista para la venta exitosa de una vivienda

Al abordar el desafío de poner una vivienda en venta, Jordi Mondéjar nos guía a través del delicado proceso de fijación del precio. Nos advierte sobre la trampa de sobrevalorar la propiedad en un intento de maximizar las ganancias, subrayando cómo un precio poco realista puede ahuyentar a los compradores potenciales y estancar la venta. Con una perspicacia afilada, Mondéjar nos recuerda la importancia de establecer un precio justo y competitivo que refleje fielmente el valor de mercado de la propiedad. Por lo tanto, es muy importante fijar un precio realista a la hora de conseguir la venta exitosa de una vivienda.

“Un precio alto afecta a la decisión de comprar de posibles compradores, si la propiedad tiene un valor que no está acorde con el valor de mercado pues se irá depreciando ella sola por la permanencia en el mercado.”

Cómo conseguir la venta exitosa de una vivienda

¿Qué aspectos se deben tener en cuenta para favorecer la venta exitosa de una vivienda?

La preparación de la propiedad es una parte crucial del proceso de venta. Mondéjar comparte sus conocimientos sobre cómo optimizar la presentación de una vivienda para maximizar su atractivo para los compradores. Desde la importancia de la luminosidad y la limpieza hasta la necesidad de neutralizar los olores y minimizar la presencia de mascotas durante las visitas, cada detalle cuenta en la búsqueda de una primera impresión impactante.

“Cuando entramos en un sitio y tenemos un olor agradable nos sentimos cómodos. Es importante ventilar toda la vivienda abriendo las ventanas”

 Por lo tanto, la preparación de la propiedad es una oportunidad para destacar las características únicas y atractivas de una vivienda. Al invertir tiempo y esfuerzo en la presentación, los vendedores pueden aumentar significativamente el atractivo de su propiedad y atraer a compradores potenciales. ¿Conoces el Home Staging? ¡Descubre esta técnica para vender mucho más rápido!

La importancia de la disponibilidad del propietario en las visitas a la vivienda

La disponibilidad y la accesibilidad son la clave para abrir las puertas del éxito en el mercado inmobiliario si quieres conseguir la venta exitosa de una vivienda. Mondéjar nos habla de las estrategias de visita, donde la hospitalidad y la cortesía son armas poderosas para destacar como un buen vendedor. Nos recuerda la importancia de estar disponibles y listos para recibir a los compradores en cualquier momento, aunque, hace especial hincapié en que uno de los mejores horarios para proponer visitas es mientras haya exposición de luz natural, o sea, en horas de sol. De esta forma, la visibilidad de la vivienda se verá reforzada por la luminosidad. Al ofrecer visitas acogedoras y bien organizadas, los vendedores pueden establecer una conexión positiva con los compradores potenciales y aumentar las posibilidades de una venta exitosa.

La importancia de saber quién está tras las visitas de una vivienda

La importancia de cualificar a los posibles compradores, es un aspecto crucial para no hacer perder el tiempo al propietario ni errar a la hora de escoger al comprador. Lo mejor para evitar errores es contar con la opinión de profesionales en el sector, en Aincat siempre podemos ayudarte ya que, hacemos de filtro para encontrar un buen “posible comprador” y comprobamos si tienen la solvencia correcta para poder afrontar el gasto de la vivienda evitando así, problemas en un futuro.